El 28 de septiembre el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos, agencia dependiente del Ministerio Federal de Salud, emitió el primer permiso para cultivar cannabis por necesidad médica a un paciente de 57 años que sufre de esclerosis múltiple. La autorización es válida hasta el 30 de junio de 2017. A partir de entonces podrá prorrogarse si su seguro médico no cubre los costes del cannabis de la farmacia.

El Ministerio Federal de Salud se vio obligado por una sentencia del Tribunal Administrativo Federal de 6 de abril a conceder tal permiso. El Gobierno Federal y el Parlamento alemán están preparando una ley según la cual los costes para el tratamiento con cannabis tienen que ser reembolsado por los seguros de salud bajo ciertas condiciones y así eliminar la necesidad del autocultivo. Su objetivo es hacer que la ley entre en vigor a principios de 2017.

Permiso para el autocultivo por el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos del 28 de septiembre de 2016

Fuente