La pequeña de tres años padece un síndrome que le provocaba convulsiones; su familia reporta que luego de 11 meses de tratamiento, la calidad de vida de la menor ha ido en aumento

Para la pequeña Emily Zoe, todo ha vuelto a la normalidad y se encuentra recibiendo terapia física y de lenguaje, pelea con sus hermanitos y pide las cosas sola, tiene tres años cuatro meses de edad y, pese a su mejora, continúa con el tratamiento de aceite de cannabis (CBD), pero en dosis reguladas.

Originaria de Torreón, Coahuila, la familia tuvo que luchar para que recibir el tratamiento que le ha devuelto la sonrisa a la menor, que padece el Síndrome de West o Lennox Gastaut, el cual le provocaba constantes convulsiones y la mantenía alejada de la realidad.

Miguel Ángel Rivera, abuelo de Emily, dijo que desde el 6 de enero comenzaron con las primeras dosis, y la reacción fue inmediata, un caso de éxito.

Detalló que el cannabidiol puro fue donado por la Fundación «Por Grace», de Monterrey, Nuevo León, con un total de 500 dosisque fueron proporcionadas por la empresa Hemps Meds, de San Diego, California.

Manifestó que estuvieron en el Senado, apoyando la regularización del Tetrahidro cannabidiol (THC), además de participar en un simposio dando testimonio de los avances de la pequeña Emily Zoe.

Destaco que el (THC) ayuda para los padecimientos de cáncer, VIH, dolores lumbares muy fuertes, mientras que el aceite con sustancia (CBD), se puede pasar legítimamente a México, porque es pura semilla de cannabis.

Miguel Ángel Rivera hizo una invitación a las familias de la Comarca Lagunera, que, si tienen un problema de este tipo, padecen convulsiones, epilepsia o VIH, se acerquen a ellos a través de la página de Facebook e Inbox, “Una Esperanza por Emily”, o bien al teléfono 8713517929, para poder asesorarlos en los trámites.

Fuente