Muchas personas descorcharían una botella de vino post-laboral hacia las 7 p.m., pero según la investigación de Eaze, llevada a cabo en 2016, los pedidos vespertinos de marihuana médica también han aumentado.

Lo primero que haces al volver a casa después de un largo día de trabajo es servirte una gran copa de vino, pero ¿acaso esa tradición está cambiando en Estados Unidos?

Eaze, compañía tecnológica californiana que produce marihuana médica, acaba de publicar un informe en el que demuestra que los consumidores de alcohol de California están recurriendo a la marihuana como una alternativa más segura y natural para aliviar el estrés cotidiano.

En general, muchas personas descorcharían una botella de vino post-laboral hacia las 7 p.m., pero según la investigación de Eaze, llevada a cabo en 2016, los pedidos vespertinos de marihuana médica también han aumentado.

La compañía analizó los datos obtenidos con más de 250,000 usuarios de cannabis en 100 ciudades de toda California, así como más de 5,000 respuestas específicas de su encuesta. El estudio demostró que 82 por ciento de las personas citan la marihuana como la razón de beber menos alcohol.

A decir del Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo de Estados Unidos, cada año mueren cerca de 88,000 estadounidenses por causas relacionadas con el alcohol. De los miles de californianos encuestados por Eaze, hasta 11 por ciento dijo que había renunciado por completo a la bebida debido a la marihuana.

Así mismo, la investigación demostró que 95 por ciento de los usuarios de marihuana medicinal que han recurrido a los analgésicos opioides para el manejo del dolor informó que utilizaba menos de estos medicamentos, también gracias a cannabis.

Los científicos siguen estudiando los efectos a largo plazo del consumo frecuente de marihuana. Con anterioridad,Medical Daily informó que se ha asociado con un mayor riesgo de Alzheimer y osteoporosis, así como con debilidad del músculo cardiaco y empeoramiento de la memoria verbal. Otros efectos secundarios potenciales del uso frecuente de cannabis incluyen problemas para dormir y mala visión.

Parece que cada persona tiene un veneno de elección, y si bien más gente está adoptando la marihuana, sus opciones de “método de administración” son diversas.

Por ejemplo, Eaze halló que los consumidores que beben menos alcohol y consumen más cannabis tienden a ordenar cartuchos de aceite para vaporizar. En cambio, quienes solían utilizar analgésicos tienen mayor probabilidad de ordenar las “flores” de marihuana convencionales, “lo que la mayoría imagina cuando se habla de marihuana”.

El estudio revela también cuáles fueron las cepas de marihuana más populares en California durante 2016, y proporciona información sobre la popularidad de la marihuana medicinal con base en género, generación y localidad.

 

Este artículo apareció originalmente en Medical Daily.