Según un reciente estudio, los médicos prescribieron un número significativamente menor de analgésicos y otros medicamentos a los pacientes ancianos y discapacitados que tenían acceso legal al cannabis medicinal. Los autores del mismo calculan que Medicare ahorró más de 165 millones de dólares en 2013 en medicamentos en el Distrito de Columbia y 17 estados que permiten que el cannabis sea utilizado como medicina. Medicare es un programa de seguridad social nacional de EE.UU.. Si todos los estados de EE.UU. legalizaran el cannabis medicinal, el estudio pronostica que el programa federal podría ahorrarse más de 468 millones de dólares al año en productos farmacéuticos para los estadounidenses con discapacidad y los mayores de 65 años.

Ningún seguro médico, incluido Medicare, reembolsa el costo del cannabis. Aunque el cannabis medicinal ya es legal en 25 estados y el Distrito de Columbia, la ley federal sigue prohibiendo su prescripción en todas las circunstancias. El nuevo estudio, publicado el 6 de julio en Health Affairs, ha sido el primero en preguntar si hay alguna evidencia de que el cannabis medicinal sea utilizado como medicina, afirmó su autor principal David W. Bradford a Reuters en una entrevista telefónica. La respuesta fue que sí, dijo Bradford, economista de la salud y profesor de la Universidad de Georgia de Athens. «Cuando los estados aprueban leyes sobre marihuana medicinal, vemos un giro sustancial de alejamiento de medicamentos aprobados por la FDA», afirmó.

Bradford AC, Bradford WD. Medical Marijuana Laws Reduce Prescription Medication Use In Medicare Part D. Health Aff (Millwood) 2016;35(7):1230-1236.

Reuters del 6 de julio de 2016

Fuente IACM