Inicio Noticias 5 cosas que puedes hacer para disminuir rápidamente los efectos de la...

5 cosas que puedes hacer para disminuir rápidamente los efectos de la marihuana

51
0
Con la cada vez mayor popularidad de la marihuana es inevitable que muchas más personas sufran efectos secundarios desagradables por la falta de experiencia. Esto es lo que muchos llaman “el síndrome del novato”, cuando simplemente la ansiedad o la paranoia son tan intensas que te impiden funcionar normalmente. Pero no hay que asustarse. Os enseñamos cómo bajarse de un viaje demasiado fuerte de marihuana de la manera más rápida.

A todos nos ha pasado. Ya sea que pruebes una variedad con mucho THC por primera vez, o que comas algo más potente de lo que estás acostumbrado, estar demasiado colocado es algo que a muchas personas les sucede en algún momento de su experiencia con esta planta. Existen muchas formas en que puede pasar, pero una vez que lo sufres, la experiencia resultante puede ser suficiente para dejar KO incluso al amante del cannabis más curtido.

La dosis adecuada afecta en gran medida una experiencia, y los principiantes son más susceptibles de pasarse con las cantidades las primeras veces ¡No temas! La mayoría de nosotros hemos sufrido lo desagradable que pueden ser los abrumadores efectos del cannabis. Afortunadamente, existen formas de disminuirlos cuando te sientes demasiado incómodo por un consumo excesivo.

1- No te asustes y respira profundamente

Esto puede parecer un buen consejo, pero en realidad no es fácil de recordar si estás tosiendo a pulmón lleno o comenzando a alcanzar altos grados de ansiedad. Es importante hacer una respiración abdominal (o diafragmática) para una óptima oxigenación de la sangre, pero también puede sacarte de un atolladero si las cosas comienzan a ponerse demasiado confusas. Así que respira profundamente por la nariz y exhala por la boca. Y concéntrate en el sonido de tu respiración. Y por lo general, solo unos minutos de respiración concentrada es suficiente para salir de una catástrofe anunciada.

2- Pimienta y limón… pueden ser la solución

Esta medida se basa en el llamado “efecto séquito”, que es como los cannabinoides y los terpenos trabajan juntos para crear diferentes efectos en la marihuana. Por lo que sabemos sobre los terpenos, el limón y la pimienta comparten más que unos pocos compuestos químicos con el cannabis. Son estos terpenos, la piperina y el limoneno, los que ayudan a crear una experiencia de cannabis menos ansiosa. Esto también puede ayudarte a sacarte de un mal viaje. Simplemente exprime un limón y vierte un poco de pimienta en el líquido para aspirar el aroma. Solo huele. O mastica unos cuantos granos de pimienta negra y debería proporcionarte un alivio casi instantáneo.

3- Hidratar es triunfar

Ya lo decía Zoolander: el agua es el secreto de la hidratación. Tomar un gran vaso de agua no es la panacea, pero generalmente ayuda a eliminar cualquier tipo de exceso. Así, estar hidratado incluso antes de fumar es una excelente manera de prevenir el drama. Esto te ayudará a combatir la boca seca y te permitirá concentrarse en un acto simple y familiar: beber y tragar. Puede ser con agua, con zumos…pero huye de las bebidas alcohólicas, ya que pueden aumentar las concentraciones de THC en la sangre.

4- El bendito café (o té)

Tomar un buen café no puede hacerte sentir mal, pero puede ayudarte a concentrarte. Si te encuentras somnoliento o con niebla mental, la cafeína es la clave para mantener el cerebro encendido. La cafeína es una de las sustancias más consumidas en el mundo y es porque nuestra mente trabaja más intensamente con ella. El café o el té (ambos contienen cafeína) pueden estimularte y ser el punto de inflexión entre el caos y el orden. Solo asegúrate de que el café no contenga cannabis también.

5- Comer, ducharte o dormir (no necesariamente por este orden)

Todos estos actos son intercambiables entre sí para adaptarse a una situación en la que estás demasiado colocado. A veces, dormir puede ser la mejor alternativa para frenar en seco una mala experiencia, pero no siempre es fácil apagar tu cerebro. Si el sueño se inicia rápidamente, échate una pequeña siesta hasta que te sientas lo suficientemente fuerte como para resurgir. Si no puedes quedarte dormido, prueba con una ducha (fría a ser posible). Y si no tienes una ducha a mano, prueba a comer algo delicioso para salir de la espiral descendente en la que te encuentras, para que puedas ocupar tu mente (y tu estómago) en una actividad familiar que te proporcione emociones cálidas. Así tu cerebro se centrará en los sentimientos positivos y te dará un suave recordatorio de que estás a salvo.

Bonus track

Si todas estas sugerencias fallan y descubres que aún te siente alarmantemente incómodo, siempre puedes usar un poco de CBD, un excelente compuesto para combatir la ansiedad y que también se puede utilizar para contrarrestar el exceso de THC.

Fuente Lamota.org